¿Puede explotar mi moto de agua?

Uno de los grandes riesgos para los dueños de motos acuáticas, es la posibilidad real de una explosión que destruya nuestro vehículo y nos haga daño a nosotros, o a terceros. En internet hay muchos vídeos en los cuales vemos la explosión de motos de agua con sus ocupantes en plena navegación. ¿Es un riesgo real? La respuesta es sí, siempre y cuando no tomemos ciertas precauciones.

Te dejamos un artículo sobre el buen mantenimiento de tu moto de agua.

No es habitual, pero es una posibilidad

Primero que nada, no hay que exagerar. La posibilidad de una explosión de motos acuáticas existe, pero no es habitual. Antes aparecen otros desperfectos que acumulados e ignorados, si pueden llevar a una explosión. Comenzaremos analizando cuales son los motivos más habituales que pueden llevar a una explosión de tu moto acuática, cómo se detectan y alternativas para evitarlos.

Carburador en mal estado o sucio

El carburador es una parte fundamental del funcionamiento del motor. Se encarga de convertir en energía para el vehículo, el carburante. Esta sustancia genera pequeñas explosiones, y si el carburador está en mal estado puede generarse un accidente de mayores proporciones. La causa más habitual para errores en el carburador es una incorrecta limpieza. Hay que hacer una revisión regular de la pieza, desmontándolo o pidiendo a un mecánico que le realice un mantenimiento.

Problemas con el combustible

La gasolina es otra de las causas habituales de explosiones en motos de agua. Al igual que otros vehículos motorizados, una moto acuática se beneficia de la mejor calidad de gasolina que utilicemos. Por eso, cuando compramos gasolina tenemos que asegurarnos que sea de alta calidad y que no esté mezclada con agua ni ningún otra sustancia.

Bujías defectuosas

Otra de las partes del motor que muchas veces está involucrada en accidentes y explosiones de motos acuáticas, son las bujías. La falla más común ocurre en la parte cerámica de una bujía rota, por allí se filtrarán diferentes sustancias que pueden terminar creando una explosión. Afortunadamente, este tipo de error es fácilmente visible con solo abrir el capó de la moto. En caso de detectar alguna rotura, hay que solicitar a un mecánico su revisión y reemplazo.

La importancia de la revisión regular

Al igual que con otros vehículos, una moto acuática requiere revisiones regulares con un mecánico especializado. Esta es la única garantía del correcto funcionamiento de las partes mecánicas y de los procesos que involucran químicos y otras sustancias que pueden generar incendios o explosiones en una moto acuática.

El trabajo de revisión y reparación de un mecánico profesional es muy importante, porque permite revisar el estado de las distintas partes del vehículo, analizar su vida útil, posibles fallas y errores de ensamblaje, funcionamiento o uso. Con estas revisiones, el riesgo de una explosión a bordo de una moto acuática se reduce de manera notable.

La mezcla explosiva

Una moto acuática tiene un motor de combustión interna donde se combinan combustible, calor, electricidad y otros químicos en forma de gases o humos. Estas combinaciones pueden ocasionar explosiones bajo determinadas circunstancias, y para evitarlas hay que trabajar cuidadosamente la revisión y reparación regular de nuestra moto acuática.

Comentarios

  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario