Consejos para el mantenimiento de la moto de agua

El uso de la moto de agua en mares y océanos, ya sea para excursiones turísticas o deportes acuáticos, requiere de algunos mantenimientos básicos. Debido a que el agua de mar contiene entre unos 35 y 45 gramos de sal por litro, los siguientes tips te ayudarán a prevenir la corrosión de la sal. El contacto de la moto con el agua puede generar deterioro y corrosión, esto reduce la vida útil de la parte mecánica como del casco. Para evitar estos inconvenientes, el agua dulce, los aerosoles anticorrosivos y las vaselinas dieléctricas son claves para el buen mantenimiento de la moto. Por eso, en el siguiente artículo, desarrollaremos una serie de consejos para su mantenimiento y así alargaremos su vida útil.

Mantener la moto de agua en seco

Dentro de la serie de consejos para el mantenimiento de la moto de agua, este es uno de los principales y más importantes. En el caso que no la utilices procura mantener la moto de agua en seco. Para eso, puedes emplear una plataforma flotante, la cual permite conservar el equipo limpio y seco de manera rápida. Esta acción contribuye a que la moto no esté en contacto con la sal del agua y evitar que se genere corrosión. Además, puedes optar por un sistema modular de cubos flotantes que permite acomodar varias motos en la misma plataforma gracias a la estructura de rodillos. También existen otras alternativas.

Utilizar agua dulce para quitar la sal

Entre las medidas para preservar la moto de agua, hay que tener presente el mantenimiento del casco externo. Por lo tanto, cuando retires el equipo del agua, emplea agua dulce para limpiarla y eliminar los restos de sal, arena y demás residuos. A su vez, realiza una inspección detallada para comprobar que no quede mugre o suciedad pegada en el casco de la moto.

Dentro de las partes claves, presta atención a la hélice, chasis y la zona de transmisión. Si la moto tiene una válvula para desagotar el casco, debes extraerla e inclinarla para que caiga el agua que puede permanecer acumulada.

Endulza el motor

Este paso contribuye al mantenimiento general del motor. Se debe unir una manguera en la boca o agujero del sistema de refrigeración y encender el motor. Luego se abre el grifo cuando el motor está en 3.500 revoluciones, lo dejas girar unos segundos hasta que salga toda el agua.

No dejar el depósito lleno mucho tiempo

Si la moto de agua va a estar parada durante mucho tiempo, es recomendable vaciar el tanque de gasolina. Además, quitar el aceite con una bomba y cambiar los filtros. Estas medidas prolongan la vida útil del equipo y ayudan a que no se produzca corrosión.

Consultar el manual del fabricante

El manual de fabricante te brinda la información principal acerca de cómo funcionan los sistemas y los niveles correctos de gasolina y aceite. También puede orientarnos acerca de las sugerencias para una conducción responsable.

Mantener limpios los carburadores

En este caso tienes que utilizar un aerosol anticorrosivo, el cual también puedes emplear en los cilindros, las bujías y el sector externo del motor. A su vez, haz un chequeo del estado de la batería y en lo posible engrasa el motor con vaselina dieléctrica.

Comprobar el funcionamiento de la moto

Una acción simple como la inspección visual puede asegurarte que todos los elementos de la moto estén en su lugar y que no haya fallas. Según especialistas en motos de agua, lo recomendable es que cada 100 horas de uso un mecánico lleve adelante un chequeo en profundidad.

Realiza un buen mantenimiento del motor

Para asegurarse que las partes del motor estén ajustadas en su sitio debes arrancar la moto antes y después de navegar, aproximadamente durante 20 segundos. El motor es la parte mas importante de tu moto, así que no debes efectuar aceleraciones bruscas, ya que pueden afectar la vida útil. En el caso que suceda un vuelco, tienes que volver a enderezarla para evitar que entre agua al motor.

No estaciones la moto de agua durante un gran período de tiempo

Si la moto de agua la utilizas solamente en verano, durante el invierno te recomendamos que hagas un mantenimiento preventivo o invernaje. Puede ser encenderla periódicamente y hacer limpiezas, abrir las tapas de compartimientos para evitar que ocurran condensaciones de los gases. Otra acción clave es cubrir la moto con fundas frente a bajas temperaturas.

En este articulo te explicamos todo sobre invernar tu moto de agua. Puedes leerlo aquí.

Mantenimiento mecánico con piezas del fabricante

Si debes reemplazar alguna piezas, procura que los repuestos sean de la misma firma del fabricante. En el caso que te recomienden utilizar otras marcas, te sugerimos chequear que estén homologados y tengan garantía.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios.
  • Añadir un comentario