Cómo Remolcar una Moto de Agua

Una moto de agua es un vehículo motorizado que te puede ayudar a realizar increíbles paseos y excursiones, pero también presenta algunas dificultades o inconvenientes en su transporte hacia los espejos de agua o hacia el mar. Además, y a diferencia de otros vehículos como un automóvil o una moto tradicional, la necesidad de remolque ante una avería es casi indispensable. Hoy exploramos cómo remolcar una moto de agua, cómo solicitar auxilio y algunas consideraciones a tener en cuenta.

Motos de agua y averías

Una moto acuática es una embarcación ligera, su mecanismo de conducción es bastante parecido al de una moto tradicional, pero en vez de circular por circuitos terrestres, lo haremos en el mar o en lagos y lagunas. La práctica de conducción no es demasiado compleja, pero no está exenta de accidentes y averías, por eso es recomendable seguir algunas instrucciones. En este post exploraremos cómo se realiza el proceso de remolcar una moto acuática en caso de que se rompa y no pueda circular normalmente.

Consejos para remolcar una moto de agua con otra moto acuática

Si nos quedamos varados y necesitamos que otra moto acuática nos remolque, tenemos que realizar correctamente el proceso de conexión. De lo contrario podemos terminar rompiendo aún más nuestra moto de agua, o incluso poniendo en peligro a alguno de los conductores. Los principales riesgos a evitar son:

  1. Absorción por la propia moto del cableado para remolque. En estos casos, se puede atascar el sistema de propulsión generando una inutilización de la moto acuática aún más prolongada.
  2. Tensar por completo el cabo previo a la velocidad de remolque. En caso contrario, se pueden dañar los cascos de las dos embarcaciones.
  3. No superar los 20 kilómetros por hora al remolcar. Una velocidad mayor puede generar que entre agua al sistema de escape e inundación del motor.

Cómo remolcar correctamente una moto acuática

La moto averiada debe ser remolcada sin ningún tripulante a bordo. El piloto y acompañante de la moto acuática a remolcar, deberán subirse a la moto de remolque. No está permitido y no es seguro remolcar una moto con un conductor arriba.

Para un correcto remolque, es importante tomarse el tiempo y enganchar las anillas en orden. Primero la de la popa que servirá de remolque, y luego la de proa de la moto averiada. La marcha debe iniciar con precaución, para que la moto acuática arrastrada no sufra un tirón de golpe. Además, la aceleración debe realizarse de manera progresiva y constante hasta alcanzar la velocidad máxima de remolque. En muchos modelos, está velocidad está marcada en 20 kilómetros por hora.

¿Qué necesito para remolcar una moto acuática?

Tenemos que contar con un cabo de 12 milímetros de diámetro, en lo posible de tipo flotante con longitud mínima de 10 metros. Además, hay que utilizar dos mosquetones de inox ubicados en cada extremo del cabo. En caso de que no hubiera mosquetón, se puede usar el as de guía, un tipo especial de nudo para marineros experimentados.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios.
  • Añadir un comentario