¿Las motos de agua tienen frenos? ¿Cómo se detienen?

Aprender a conducir una moto de agua es un proceso que lleva tiempo, como cualquier otro vehículo. Pero no es extremadamente difícil. Los diseños de las motos acuáticas se han ido mejorando para brindar una conducción rápida y simple, con pocos mecanismos a tener en cuenta. Sin embargo, y más allá del proceso de aceleración, es importante conocer cómo se detiene y frena una moto de agua. Muchos se preguntan ¿estas motos acuáticas tienen frenos? ¿De qué tipo? Te contamos todo sobre su forma de funcionamiento.

Modos de reducción de velocidad en motos acuáticas

Las motos de agua son muy rápidas. Los modelos deportivos pueden alcanzar velocidades muy importantes para circular en una superficie acuática, y por eso es necesario conocer los métodos para reducir esa velocidad. La mayoría de los modelos de motos acuáticas tienen algún sistema de reducción de velocidad. En el caso de los modelos fabricados por Sea Doo y Yamaha, es un freno de mano que permite una rápida disminución de la potencia del motor para que la moto vaya frenando.

Existen dos modalidades principales para el frenado en motos de agua. El freno de mano es una medida de seguridad muy similar a la de los automóviles. Lo que sí, en el medio acuático es más fácil de usar y disminuye la velocidad mucho más rápido. Al tirar de esta palanca, se corta la fuerza hacia el motor y se convierte energía mecánica en energía térmica a través de la fricción. La moto acuática entonces empieza a perder velocidad rápidamente.

Otra metodología es la reducción de la marcha. Al ir reduciendo hasta llegar a 0 o inactivo, el motor recibirá cada vez menos combustible y por lo tanto tendrá menos potencia. Este tipo de freno requiere un poco más de tiempo, por eso no se recomienda para el momento de aparcar la moto en el muelle. Sino más bien para tramos con suficiente distancia para ir reduciendo la velocidad.

¿Cuán rápido puede frenar una moto acuática?

Andando a 35 millas por hora (56 Km/h), una moto de agua necesita 60 pies (18 metros) para detenerse utilizando el freno de mano. Si estás navegando a más de 60 millas por hora (97km/h), necesitaremos alrededor de 200 pies (61 metros) para reducir la velocidad. Por este motivo, no se recomienda navegar a más de 60 millas por hora a menos que sea en aguas calmas y sin otras embarcaciones cerca.

En caso de querer detener la moto acuática mediante la reducción de marchas, necesitarás cerca del doble de distancia. Para conductores principiantes, se recomienda siempre utilizar el freno de mano, ya que se obtienen reducciones más rápidas de velocidad para evitar accidentes y circular con mayores cuidados.

Navegar en motos de agua genera adrenalina y emoción, ya que son vehículos muy veloces. Pero eso no debe hacernos olvidar de las medidas de seguridad y de la protección de nuestra propia integridad y de la de otras personas en el agua. Siempre ten en cuenta las medidas de seguridad y los tiempos necesarios para reducir a cero la velocidad de navegación.

Comentarios

  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario