Diferencias entre un Jet Ski y una Moto de Agua

En el mundo de los deportes acuáticos, el Jet Ski y las motos de agua pueden parecer sinónimos, pero en realidad presentan diferencias que es importante saber para elegir la actividad que más nos sirva. Por ejemplo, para vivir una experiencia fuerte y cargada de emoción, el Jet Ski es la opción primordial. Para pasear y pasar un buen rato con familia o amigos, quizás es mejor la elección de un paseo en moto acuática.

Las motos de agua son más anchas y largas que un Jet Ski, y esto implica mayor estabilidad en el agua. Además terminan pesando más, por lo cual requieren un control más preciso y alcanzan velocidades menores. La moto de agua tiene una potencia menor en sus turbinas, y para conseguir manejarla correctamente hay que hacerlo sentados.

En cambio, el Jet Ski se caracteriza por un diseño para la conducción a pie. Si el Jet Ski está detenido, no podemos pararnos encima, porque la moto se hundirá. Son motos de agua más ligeras, con mayor potencia de turbina y velocidades mucho más altas. Para aprender a manejar un Jet Ski, normalmente se empieza arrodillados, para después ir dominando el proceso de conducir mientras garantizamos el equilibrio, y finalmente pararnos como un verdadero acróbata del Jet Ski.

Cómo funciona el motor de un Jet Ski

La potencia que puede alcanzar un Jet Ski, y que diferencia a las motos de agua para paseos de estos modelos de competencia y acrobacia a alta velocidad, está garantizada por un motor que gira el impulsor. La rotación absorbe el agua en un extremo y la expulsa por el otro a gran velocidad, empujando así al Jet Ski en la dirección opuesta y moviéndolo por el agua alcanzando altas velocidades.

El Jet Ski es un vehículo para competiciones de velocidad que utiliza motores internos de 2 tiempos que pueden alcanzar los 150hp de potencia. Son motos acuáticas especiales, diseñadas específicamente para alcanzar grandes velocidades en agua dulce o salada.

Medidas de seguridad

Tanto en motos de agua como en Jet Ski, los modelos que alcanzan la mayor velocidad, es necesario cumplir con determinadas medidas de seguridad y accesorios especiales que no pueden faltar para garantizar una navegación segura.

  • En primer lugar, utilizar un traje de neopreno o chaleco salvavidas de color llamativo para que tu identificación en el agua sea más sencilla en caso de ser necesario.
  • Se recomienda evitar navegar y practicar Jet Ski en horario nocturno.
  • Llevar balizas.
  • Nunca arranques la moto de agua sin antes haberte puesto el cinturón de seguridad en tu muñeca.

Siguiendo estos consejos, podremos navegar seguros tanto en motos acuáticas tradicionales como en modelos Jet Ski, para practicar la navegación a alta velocidad y lograr un entrenamiento de calidad. El deporte acuático se ha vuelto muy popular, por eso muchos consultan acerca de las diferencias entre una moto de agua tradicional y una para Jet Ski, pudiendo así escoger el mejor modelo acorde a sus necesidades y presupuestos.

Comentarios

  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario